Desde hace años, ha habido un aumento exponencial de la oferta de clínicas dentales, unido a una plétora de profesionales, que no ha ido ligado necesariamente a un aumento de la calidad asistencial. En algunos casos, y cada vez con más frecuencia, los pacientes se encuentran con tratamientos no indicados, no necesarios, realizados incorrectamente o incluso no finalizados porque han cerrado la clínica donde acudía.

Las personas que han padecido una negligencia odontológica tienen derecho a la libre elección de un perito odontológico que, en colaboración con un abogado (a ser posible especializado en derecho sanitario), puedan preparar una demanda que le permita un resarcimiento-reparación de los daños.

Si desea un estudio de su situación actual, de los tratamientos realizados, así como un informe pericial y la asistencia a juicio, no dude en ponerse en contacto con nosotros