Cada vez son más los pacientes que sufren de bruxismo (apretar los dientes). Esto se acompaña de desgate de los dientes y muchas veces de dolores en la articulación de la boca, cuello y espalda.

La realización de un correcto diagnóstico, junto con la interconsulta a otros profesionales como fisioterapeutas, puede eliminar o reducir considerablemente estos problemas. Debe planificarse el tratamiento que más se adecue a la patología de cada paciente, incluyendo una férula de descarga y ejercicios de fisioterapia.