Los blanqueamientos son actualmente una técnica muy demandada por su eficacia y seguridad. En 1 o 2 sesiones se pueden conseguir resultados sorprendentes, que ayudaran a lucir una sonrisa perfecta.

Aún así, hay casos en que el blanqueamiento no se puede realizar, o no alcanzaría la demanda estética que solicita el paciente. En esos casos, se utilizan técnicas como las carillas de cerámica o composite, libres de metal.