Mantener una correcta higiene oral es esencial para la salud de nuestros dientes y encias. El sarro alrededor de los dientes, favorece la inflamación de la encia y la pérdida de hueso, apareciendo la periodontitis (piorrea) llegando a producir movilidad de los dientes por falta de soporte hasta llegar a su pérdida si no se trata adecuadamente.

Enfermedades como la diabetes o la leucemia pueden empeorar la evolución de la enfermedad de encías.

El diagnostico de cada caso es esencial para conocer que hábitos y técnicas de higiene necesita cada paciente.

Una vez diagnosticado, se ofrece a cada paciente un tratamiento y un seguimiento individualizado, donde son muy importantes las visitas de control y el mantenimiento.

periodoncia